Testimonios

Les dejamos algunos de sus comentarios que nos llenan de alegría y motivación.

Agustina Torres

Conocí a Alejandra y sus clases por medio de Instagram. Buscaba hacer yoga para embarazadas ya en mi tercer mes de embarazo, pero sobre todo buscaba un lugar real, con fotos de madres reales y experiencias reales.

Luego de buscar unos días me topé con su página, y me gustó lo que contaba y mostraba.

Lo positivo fue que cuando fui a la primera clase, ya me sentí a gusto. Ale crea una atmósfera tranquila, donde conoces embarazadas con ganas de compartir, relajarse y pasar un lindo momento. Las clases son íntimas, tranquilas, relajantes… y Ale se encarga con sus palabras de llevarte a un lugar de seguridad y placer.

Cada vez que tenía clases, mi cuerpo se renovaba. Salía relajada, conectada con mi bebé y mi situación.

En lo personal, me ayudo muchísimo, ya que venía de una experiencia fea anterior, y me llenó de seguridad, de información y de confianza para afrontar lo que venía.

 

Agradezco las clases pero más su calidez como profesional.

 

Gracias Ale.

Betsabe Pennacchi

Hoy fue mi última clase de yoga antes del parto y me fui muy agradecida y feliz.
Empecé a practicar yoga con Alejandra en la semana 12 de embarazo porque sufría de muchos dolores de cadera y cintura, pero no sólo me ayudó a que se vayan y a tener un embarazo tranquilo en cuanto a molestias físicas, sino que también, para mí sorpresa, me ayudó a que pudiera tener una conexión más profunda con mi bebé.

Subtítulo

Este es un párrafo. Haz clic en Editar texto o doble clic en el cuadro de texto para editarlo. Asegúrate de agregar cualquier información relevante que quieras compartir con tus visitantes.